Lo que viene

Lo que viene

Teatro El Galeón, Centro Cultural del Bosque.

Ciudad de México (2012)

Teatro Ojo: Héctor Bourges, Karla Rodríguez, Laura Furlan, Patricio Villarreal, Jorge Pérez Escamilla, Gisela Cortés, Itzel Aparicio, Carlos López y Emanuel Bourges.

 

 

¿Cómo ha sido su vida en los últimos seis años?

¿Qué le preocupa?

¿Qué ha cambiado en su vida?

¿Cómo está su familia?

¿Actualmente tiene algún presentimiento?

¿Tiene alguna preocupación que le inquiete en este momento?

¿Extraña algo del pasado?

¿Recuerda algún sueño que haya tenido en los últimos seis años?

 

“Éstas eran las preguntas que te recibían a la entrada del teatro el Galeón donde se desarrollaba el proyecto escénico Lo que viene del colectivo Teatro Ojo. A tan solo unas semanas de acabar el sexenio (del presidente) Felipe Calderón este montaje generaba un dispositivo desde el cual interrogar un tiempo desquiciado, para pensar, si sería posible crear un espacio colectivo para hacer una narración que permitiera elaborar lo que había sucedido, lo que nos había sucedido.

(…) En “funciones” que duraban hasta 10 horas, los asientos eran salas de espera, de escucha, de lectura, de reunión, de encuentro. En el piso se desplegaban los diarios de todo el sexenio en pequeños montículos que servían de hemeroteca, y sillas vacías con micrófonos abiertos funcionaban como invitación para que el asistente que así lo deseara, tomara la palabra. Una escena que iba generando una memoria posible: relato confuso, quebrado, fragmentario, que difícilmente podrá convertirse en historia, pero que desde la enunciación permite entender lo malogrado de este tiempo. Mientras los hilos de historias vividas se tejían en la inestabilidad del relato en primera persona, que siempre se construye como narrador y personaje, en una esquina del escenario un pequeño video mostraba los avances del último gesto delirante de un gobierno en el que murieron 90 000 personas y hay 300 000 desaparecidos. (…)

Sólo unos metros separaban a “Lo que viene” del “Memorial para las víctimas del delito” que el ex presidente Felipe Calderón mandó construir a un costado de Campo Marte (…). Un “memorial” hecho de láminas de acero en las que se podrá escribir o borrar, -además de plumones también habrá liquido especial para limpiar, han dicho las autoridades-, el nombre de las víctimas según el deseo de los familiares y amigos, porque no hay un registro oficial ni este memorial pretende generar ningún compromiso jurídico para intentar llevar a juicio a los responsables, directos o indirectos.”

Helena Chávez Mac Gregor. Pese a todo, aparecer.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *